Consejos para un resultado óptimo en Sublimación

Consejos para un resultado óptimo en Sublimación

Elige el lado correcto del papel impreso
Coloca el papel impreso lo mas cerca del plato caliente de la plancha y asegúrate que la cara impresa está en contacto con la superficie a estampar. Es un fallo típico de principiante, pero no tan infrecuente.
Precalienta el material, a veces…
La temperatura ambiente en el taller de trabajo varía mucho según la ubicación y la época del año. Debes tenerlo en cuenta a la hora de calcular los tiempos de funcionamiento de la plancha tranfer, y deberás añadir unos segundos más cuando tu lugar de trabajo tenga temperaturas bajas.
Seca el papel para sublimación
Dependiendo de las condiciones ambientales y del lugar donde se haya almacenado el papel para sublimación, éste podría haber acumulado cierta humedad. Para eliminar esta humedad, debes precalentar el papel impreso colocándolo en la plancha transfer sin cerrarla totalmente, y a unos 5-10 cm del plato caliente durante 20 a 40 segundos. Los colores sobre el papel de sublimación pueden parecer desvanecidos. No te preocupes, esto es normal y el ajuste necesario de color se producirá durante el proceso de transferencia por calor.
Prepara el material
En algunas ocasiones, el soporte sublimable lleva un film de plástico transparente en la cara sublimable. Si fuera así, debes retirar este film antes de la sublimación, y debes comprobar que la superficie se está limpia. Ten cuidado al retirar el film protector porque podrías dañar el borde del producto sublimable al rascarlo con la uña o un instrumento afilado. El mejor método para retirar el film sin dañar el soporte consisten en utilizar el lado pegajoso de otro film protector que hayas retirado previamente. Arrastra la cara pegajosa del film por la superficie superior del producto empezando desde una esquina y avanzando hacia el centro. Si no tienes otro trozo de film, puedes frotar del mismo modo con la yema del dedo para retirar el borde.
Prepara el diseño
Añade un “sangrado” o margen a tu diseño gráfico para poder alinearlo correctamente. Para generar el sangrado, te recomendamos ampliar el fondo de tu diseño de modo que sea entre 3 y 6 mm más grande que el producto sublimable. Coloca el producto sublimable boca abajo sobre el papel de sublimación impreso. El producto sublimable y el papel impreso están correctamente alineados cuando veas una cantidad homogénea de tinta alrededor de todo el borde. Dobla los dos extremos del papel sobre el reverso del producto, y pégalos al reverso del producto con cinta térmica adhesiva para mantener su posición fija.
Evita las sombras
Para evitar que al abrir la plancha transfer o al retirar el papel en caliente aparezcan sombras o doble imagen debes usar una hoja de papel de mayor tamaño que la superficie del producto, para poder fijar el papel con cinta adhesiva térmica en el reverso del material a imprimir. Siempre que sea posible, espera hasta que el producto se haya enfriado ligeramente antes de retirar el papel de sublimación y la cinta adhesiva.
Temperaturas y tiempos
Para todos los productos se recomienda una temperatura de 200ºC.
La presión de la plancha se debe ajustar a nivel medio o fuerte, de modo que tengas que ejercer cierta fuerza para cerrar la plancha.
Los tiempos varían considerablemente para cada material y deben consultarse en la ficha técnica del proveedor. Los tiempos se pueden incrementar o reducir en 5-10 segundos hasta encontrar el adecuado.
Los productos de mayor tamaño requieren un mayor tiempo en la placha transfer para conseguir el color óptimo. Para aquellos productos cuyo tamaño sea superior a 22 x 30 cm recomendamos incrementar el tiempo en 15 segundos por encima del valor indicado. Si fuera necesario, incrementa el tiempo en intervalos de 10 segundos hasta conseguir el color óptimo. Cuidado, los tiempos excesivos pueden empeorar el resultado.
Cuidado que quema
Usa siempre guantes térmicos para retirar los objetos terminados de la plancha.
Pandeos
Para evitar que las superficies planas grandes (sean metálicas, de madera o plásticos) se pandeen se recomienda enfriarlos boca abajo en un lugar plano y colocando algún objeto pesado sobre ellos. Nunca trates de doblar un objeto en caliente, dañarías la superficie y la impresión.
Irregularidades
Si aparecen zonas de la imagen desvanecidas o con colores no uniformes podría deberse a: distribución irregular del calor en el plato caliente de la plancha, excesivo tiempo, o por falta o exceso de presión. Recomendamos utilizar en la plancha una almohadilla o una lámina de Teflon porque permiten mantener una temperatura estable en toda la superficie de la plancha.
Manchas
De forma similar a lo que suele pasar a veces en fotocopiadores, restos de tinta de impresiones anteriores pueden manchar las siguientes. Para evitarlo se recomienda mantener el plato caliente limpio usando productos de limpieza o, mejor aún, utilizando una lámina de teflón. Por supuesto, siempre recomendamos utilizar papel protector tanto en el plato inferior de la plancha como en el superior, de este modo se mantendrá la plancha limpia y se evitarán manchas sobre el siguiente producto que personalicemos.
Estampaciones a doble cara
Aunque sea posible sublimar un producto por dos caras al mismo tiempo, no es recomendable para ningún producto excepto los de aluminio. Lo mejor es sublimar primero un lado, dejar que se enfríe, y luego proceder con la segunda cara. Al estampar ésta, dobla el papel por detrás y usa cinta adhesiva.
Cómo almacenar los productos terminados
Si las superficies sublimadas entran en contacto directo mientras el material está aún caliente, las tintas podrían migrar hacia el otro material con el paso del tiempo. Por ello no conviene apilar productos terminados, siendo mejor colocar una hoja de papel entre ellos. No envuelvas los productos sublimados en film de plástico y no los introduzcas en bolsas de plástico para su envío. Te recomendamos envolver cada producto con papel antes de su envío.
¿Durabilidad en el exterior?
Aunque algunos productos sublimables contienen protectores UV para alargar la vida de la impresión, no están diseñados para uso permanente en el exterior. La impresión perderá color con el tiempo dependiendo de la tinta usada.
Se ha demostrado que dar mas tiempo a la impresión mejora su duración al exterior. Sin embargo la calidad de impresión puede empeorar.

Deja un comentario

×

Carrito