¿Cómo organizar tu espacio para la sublimación?

¿Cómo organizar tu espacio para la sublimación?

Una de las ventajas de la personalización mediante sublimación es que puedes iniciarte con maquinaria de pequeño tamaño que cabe prácticamente en cualquier rincón de un taller, tienda o incluso en casa. No obstante, es importante que esta maquinaria esté ubicada en un lugar dedicado especialmente a esta tarea y que esté organizada de modo eficiente. Estos factores podríamos resumirlos básicamente en: que el equipo esté colocado en un orden lógico de uso, que el material necesario esté fácilmente accesible, que tengas un espacio adecuado para preparar los artículos sublimables, que este espacio reúna las condiciones ambientales adecuadas, que dispongas de potencia eléctrica suficiente y una iluminación adecuada. En este post vamos a desarrollar los factores más importantes.

Todo el equipo eléctrico

El equipo básico para la sublimación está formado por un ordenador, una impresora, una plancha transfer plana y quizás también una plancha de tazas o un horno. La plancha transfer plana es el equipo de mayor consumo eléctrico. Vamos a considerar que tenemos una plancha transfer de 38×38 o de 40x50cm, que funciona con 220V, y que puede llegar a tener una potencia de 1.400 a 2.200 W dependiendo del tamaño del plato. Para este tipo de plancha es importante que destinemos una toma de corriente correctamente instalada con toma de tierra y no deberíamos conectar ningún otro aparato eléctrico al mismo circuito al que está conectada la plancha transfer porque en caso contrario es fácil que el fusible salte. Sería útil también averiguar cuál es la potencia del circuito eléctrico al que vamos a conectar la plancha transfer para asegurarnos de que es superior a la potencia de la plancha.

Aparte del consumo eléctrico de la plancha transfer, también debes calcular la potencia de cada uno de los dispositivos eléctricos que vas a utilizar. Puedes consultar en la placa de características de cada uno de ellos: impresora, ordenador, plancha transfer, plancha de tazas, horno, etc. Suma la potencia de cada uno de estos aparatos y asegúrate de que el circuito al que conectas varios aparatos tiene una potencia superior, y no apures al máximo debes dejar al menos un 20% de potencia libre.

Lo ideal es conectar la plancha transfer plana a un circuito exclusivamente destinado para esto, aunque no siempre es posible. En algunos casos, será necesario acudir a un electricista para que modifique la instalación eléctrica y adecuarla a nuestras necesidades.

También puede ser interesante adquirir un SAI (sistema de alimentación ininterrumpida) para conectarlo a nuestro ordenador y de este modo nos aseguramos que ante una interrupción del suministro eléctrico tendremos un sistema de seguridad que nos mantendrá el suministro durante un par de minutos.

Recuerda que estamos hablando de un pequeño equipo de sublimación, porque existen planchas transfer de mayor tamaño que requieren de instalación eléctrica trifásica.

Condiciones ambientales

Las impresoras y las tintas tienen un funcionamiento óptimo bajo determinadas condiciones medioambientales: temperatura de entre 15-25ºC y humedad relativa superior al 35%. Puedes intentar adaptar las condiciones mediante el uso de un humidificador si el ambiente es excesivamente seco, o un aire acondicionado en caso de que haya excesiva humedad ambiental. La plancha transfer puede funcionar perfectamente con condiciones ambientales distintas a las indicadas, pero la impresora, tintas, papel, y sustratos deben estar almacenados en un lugar bajo las circunstancias medioambientales indicadas. De este modo, sería posible imprimir en una ubicación y después realizar el planchado en otra ubicación distinta, aunque está flujo de trabajo sería poco eficiente.

Al planchar el diseño impreso se produce la sublimación y se liberan ciertos gases que aunque no son tóxicos sí generan un olor algo desagradable, especialmente al planchar artículos de neopreno. Por este motivo, es conveniente tener la plancha en un lugar con adecuada ventilación.

Disposición eficiente de la maquinaria

En el proceso de sublimación, el elemento más costoso es el tiempo invertido en la personalización. Por este motivo, es importante situar la maquinaria del modo más eficiente constituyendo una especie de línea de producción:

  1. Creación de la imagen
  2. Impresión de la imagen
  3. Colocación de la imagen sobre el sustrato sublimable
  4. Planchado
  5. Retirar el papel impreso y montar/finalizar el producto personalizado.

Si el equipo de sublimación va a estar colocado en tu tienda, puedes utilizar varias mesas o un mostrador para colocar todo el equipo. Pero debes asegurarte de que la mesa donde colocarás la plancha es suficientemente fuerte para soportar el peso de la misma. También debes colocar una papelera grande junto a la plancha porque se genera mucha basura con el papel impreso después de plancharlo.

La disposición de tu equipo puede ser en línea recta, en forma de L o incluso con dos mesas paralelas. Nuestra recomendación es que planifiques la disposición del equipo, pongas a prueba el proceso de producción y realices las modificaciones oportunas para conseguir un funcionamiento más eficiente.

Deja un comentario

×

Carrito